Lyrics

CONSPIRACI&Oacute;N CONTRA LAS SAGRADAS ESCRITURAS<br />
<br />
Parte 2<br />
<br />
V&iacute;nculo a Parte 1<br />
<br />
<br />
<br />
ESCRITOR: <br />
<br />
C&Eacute;SAR VIDAL MANZANARES. <br />
<br />
CONTENIDO <br />
<br />
LA VERSI&Oacute;N POPULAR (1) &quot;UNA BIBLIA ALTERADA y MUTILADA&quot; <br />
<br />
LA VERSI&Oacute;N POPULAR (2) <br />
<br />
UNA BIBLIA AL GUSTO DEL CLIENTE <br />
<br />
LA VERSI&Oacute;N POPULAR (3) <br />
<br />
UNA BIBLIA CON TEOLOG&Iacute;A ANTIB&Iacute;BLICA <br />
<br />
LAS RAICES DE LA TERGIVERSACI&Oacute;N (1) <br />
<br />
ABANDONO DEL TEXTO MAYORITARIO <br />
<br />
LAS RA&Iacute;CES DE LA TERGIVERSACI&Oacute;N (2) <br />
<br />
EL TRIUNFO DE LA TERGIVERSACI&Oacute;N OCULTISTA <br />
<br />
LAS RAICES DE LA TERGIVERSACI&Oacute;N (3) <br />
<br />
PODER Y DINERO <br />
<br />
HACIA LA APOSTASIA EN SIETE PASOS <br />
<br />
<br />
<br />
<br />
<br />
LA VERSI&Oacute;N POPULAR (I): &quot;una Biblia alterada y mutilada&quot; <br />
<br />
&quot;Yo testifico a toda aquel que oye las palabras de la profec&iacute;a de este libro; Si alguno a&ntilde;adiere a estas cosas, Dios traer&aacute; sobre &eacute;l las plagas que est&aacute;n escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras de este libro de esta profec&iacute;a, Dios quitar&aacute; su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que est&aacute;n escritas en este libro&quot; <br />
<br />
(Apocalipsis 22:18-19) <br />
<br />
La Versi&oacute;n Popular (VP) constituye una versi&oacute;n de las Escrituras que debe calificarse con toda justicia de alterada y mutilada. As&iacute; debe ser porque a lo largo de sus p&aacute;ginas, han sido cambiados y mutilados docenas y docenas de textos pertenecientes a la Biblia. La presente obra constituye s&oacute;lo una brev&iacute;sima aproximaci&oacute;n a este tema y no pretende realizar una enumeraci&oacute;n exhaustiva de todos los pasajes que han sufrido una terg&iacute;versaci&oacute;n1 sino &uacute;nicamente se&ntilde;alar algunos de los m&aacute;s significativos. Si debe se&ntilde;alarse que todas las alteraciones y mutilaciones del texto b&iacute;blico presentan una clara finalidad de tipo teol&oacute;gico que apunta a socavar la base escritural de la teolog&iacute;a cristiana. Cuando a principios del siglo XX diversos te&oacute;logos evang&eacute;licos decidieron plantar cara al poderoso avance del movimiento liberal se&ntilde;alaron cinco fundamentos esenciales de la fe cristiana: <br />
<br />
1. La inerrancia, infalibilidad y verdad literal de la Biblia en cada detalle. <br />
<br />
2. La concepci&oacute;n virginal y completa deidad de Cristo Jes&uacute;s. <br />
<br />
3. La resurrecci&oacute;n f&iacute;sica de Cristo y de todos los muertos. <br />
<br />
4. El sacrificio expiatorio de Cristo por los pecados del mundo. <br />
<br />
5.Y la segunda venida de Cristo en forma corporal.1 <br />
<br />
____________________________________________________________ <br />
<br />
1 El autor de la presente obra est&aacute; actualmente preparando un libro m&aacute;s extenso en el que se analizar&aacute; de manera m&aacute;s extensa y detallada los temas abordados en &eacute;ste. <br />
<br />
Estos fundamentos se ven cuestionados por la VP &quot;Dios habla hoy.&quot; Pero adem&aacute;s se alteran y mutilan textos d&aacute;ndoles una forma final que s&oacute;lo puede servir para corromper los cimientos de la &eacute;tica del cristiano y satisfacer a movimientos cuya teolog&iacute;a no es totalmente b&iacute;blica. En las p&aacute;ginas siguientes, hemos agrupado, por lo tanto, los textos tergiversados en bloques tem&aacute;ticos. Para facilitar su comparaci&oacute;n, reproducimos en primer lugar el texto en la Reina-Valera revisi&oacute;n de 1960 (RVR), despu&eacute;s el de la Versi&oacute;n Popular (VP) y, finalmente, realizamos un breve comentario destinado a explicar las discrepancias. <br />
<br />
I. Textos acerca de la divinidad de Cristo: <br />
<br />
La doctrina de la divinidad de Cristo constituye, sin ning&uacute;n genero de dudas, uno de los pilares b&aacute;sicos de la fe cristiana. No es de extra&ntilde;ar por ello que la pr&aacute;ctica totalidad de las sectas2 intente negarla totalmente (como los Testigos de Jehov&aacute;, los unitarios, los mormones, etc.) o minimizarla (por ejemplo, afirmando que Cristo es el arc&aacute;ngel Miguel como ense&ntilde;an los adventistas). Una versi&oacute;n de la Biblia alterada por intereses teol&oacute;gicos no podr&iacute;a escapar a esa conducta y, efectivamente, eso es lo que se descubre al examinar el texto de la Versi&oacute;n Popular. En la misma, se priva a Cristo de t&iacute;tulos divinos y de la honra que le es debida como Dios. <br />
<br />
Mateo 13:51 <br />
<br />
RVR &quot;Jes&uacute;s les dijo &iquest;Hab&eacute;is entendido todas estas cosas? Ellos respondieron : S&iacute;, Se&ntilde;or&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Jes&uacute;s pregunt&oacute;: -&iquest;Entienden ustedes todo esto? - S&iacute; - contestaron ellos&quot; (La VP suprime el tratamiento de &quot;Se&ntilde;or&quot; otorgado a Jes&uacute;s). <br />
<br />
____________________________________________________________ <br />
<br />
2 Sobre las sectas m&aacute;s numerosas de la actualidad (mormones, adventistas y Testigos de Jehov&aacute;) puede consultarse C. Vidal Manzanares, La otra cara del Para&iacute;so: la verdad sobre las grandes sectas, Miami, 1994. <br />
<br />
Mateo 19:16-17 <br />
<br />
RVR. &quot;Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, &iquest;qu&eacute; bien har&eacute; para tener la vida eterna? &Eacute;l le dijo: &iquest;Por qu&eacute; me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Un joven fue a ver a Jes&uacute;s, y le pregunt&oacute;: - Maestro, &iquest;qu&eacute; cosa buena debo hacer para tener vida eterna? Jes&uacute;s le contest&oacute;: - &iquest;Por qu&eacute; me preguntas acerca de lo que es bueno? Bueno solamente hay uno. Pero si quieres entrar en la vida, obedece los mandamientos&quot; (La VP suprime el tratamiento de &quot;bueno&quot; (v. 16) que recibe Jes&uacute;s y la referencia a Dios como &uacute;nico ser bueno (v. 17). De esta manera no es posible ver que Jes&uacute;s est&aacute; llevando al joven rico a una importante conclusi&oacute;n, la de que al ser Cristo bueno y ser Dios el &uacute;nico bueno, Cristo es Dios). <br />
<br />
Juan 3:13 <br />
<br />
RVR. &quot;Nadie subi&oacute; al cielo, sino el que descendi&oacute; del cielo, el Hijo del Hombre, que est&aacute; en el cielo&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Nadie ha subido al cielo sino el que, baj&oacute; del cielo; es decir, el Hijo del hombre&quot; (La VP suprime la referencia a que el Hijo del Hombre est&aacute; en el cielo, es decir, a que es omnipresente y, por lo tanto, Dios). <br />
<br />
Juan 6:69 <br />
<br />
RVR. &quot;Y nosotros hemos cre&iacute;do y conocemos que t&uacute; eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Nosotros ya hemos cre&iacute;do, y sabemos que t&uacute; eres el Santo de Dios&quot; (La VP altera el texto privando a Jes&uacute;s de su identificaci&oacute;n con el Mes&iacute;as y del titulo divino de Hijo de Dios). <br />
<br />
Juan 9:35-38 <br />
<br />
RVR. &quot;Oy&oacute; Jes&uacute;s que le hab&iacute;an expulsado; y hall&aacute;ndole, le dijo: &iquest;Crees t&uacute; en el Hijo de Dios? Respondi&oacute; &eacute;l y dijo: &iquest;Qui&eacute;n es, Se&ntilde;or, para que crea en &eacute;l? Le dijo Jes&uacute;s: Pues le has visto, y el que habla contigo, &eacute;l es. Y &eacute;l dijo: Creo, Se&ntilde;or; y le ador&oacute;&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Jes&uacute;s oy&oacute; decir que hab&iacute;an expulsado al ciego; y cuando se encontr&oacute; con &eacute;l le pregunt&oacute;: &iquest; Crees t&uacute; en el Hijo del hombre? El le dijo: - Se&ntilde;or, dime qui&eacute;n es, para que yo crea en &eacute;l. Jes&uacute;s le contest&oacute;: Ya lo has visto: soy yo con quien est&aacute;s hablando. Entonces el hombre se puso de rodillas delante de Jes&uacute;s, y le dijo: Creo, Se&ntilde;or.&quot; (La VP priva a Jes&uacute;s del tratamiento de Hijo de Dios y adem&aacute;s sustituye la referencia a que fue adorado por la de que s&oacute;lo se le rindi&oacute; homenaje). <br />
<br />
Hechos 8:36-7 <br />
<br />
RVR. &quot;Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aqu&iacute; hay agua; &iquest;qu&eacute; impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo coraz&oacute;n, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios&quot; <br />
<br />
VP. &quot;M&aacute;s tarde, al pasar por un sitio donde hab&iacute;a agua, el funcionario dijo: - Aqu&iacute; hay agua; &iquest;hay alg&uacute;n inconveniente para que yo sea bautizado?&quot; (La VP suprime todo el vers&iacute;culo 37 y con &eacute;l la necesidad de creer que Jes&uacute;s es el Hijo de Dios como requisito para el bautismo). <br />
<br />
Romanos 14:10-2 <br />
<br />
RVR. &quot;Pero t&uacute;, &iquest;por qu&eacute; juzgas a tu hermano? O t&uacute; tambi&eacute;n, &iquest;por qu&eacute; menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. Porque escrito est&aacute;: Vivo yo, dice el Se&ntilde;or, que ante m&iacute; se doblar&aacute; toda rodilla, y toda lengua confesar&aacute; a Dios. De manera que cada uno de nosotros dar&aacute; a Dios cuenta de s&iacute;.&quot; <br />
<br />
VP. &quot;&iquest;Porqu&eacute;, entonces, criticas a tu hermano? &iquest;O t&uacute;, por qu&eacute; lo desprecias? Todos tendremos que presentarnos delante de Dios, para que &eacute;l nos juzgue. Porque la Escritura dice: &quot;Juro por mi vida, dice el Se&ntilde;or, que ante m&iacute; todos doblar&aacute;n la rodilla y todos alabar&aacute;n a Dios.&quot; As&iacute; pues, cada uno de nosotros tendr&aacute; que dar cuenta de s&iacute; mismo a Dios&quot; (La VP sustituye a Cristo (v. 10) por Dios de tal manera que no pueda verse que Cristo es el mismo Dios al que se hace referencia en el v. 12). <br />
<br />
I Corintios 15:47 <br />
<br />
RVR. &quot;El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Se&ntilde;or, es del cielo&quot; <br />
<br />
VP. &quot;El primer hombre, hecho de tierra, era de la tierra; el segundo hombre es del cielo&quot; (La VP suprime la referencia a que el segundo hombre, Cristo, es el Se&ntilde;or). <br />
<br />
G&aacute;latas 6:17 <br />
<br />
RVR. &quot;De aqu&iacute; en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Se&ntilde;or Jes&uacute;s&quot; <br />
<br />
VP. &quot;De ahora en adelante no quiero que nadie me cause m&aacute;s dificultades; pues llevo marcadas en mi cuerpo las se&ntilde;ales de lo que he sufrido en uni&oacute;n con Jes&uacute;s&quot; (La VP suprime el tratamiento de Se&ntilde;or dado a Jes&uacute;s). <br />
<br />
Efesios 3:14 <br />
<br />
RVR. &quot;Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Se&ntilde;or Jesucristo&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Por esta raz&oacute;n me pongo de rodillas delante del Padre&quot; (La VP suprime la referencia a Jes&uacute;s como Se&ntilde;or). <br />
<br />
I Timoteo 3:16 <br />
<br />
RVR. &quot;E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Esp&iacute;ritu, Visto de los &aacute;ngeles, Predicado a los gentiles, Cre&iacute;do en el mundo, Recibido arriba en gloria&quot; <br />
<br />
VP. &quot;No hay duda de que la verdad revelada de nuestra religi&oacute;n es algo muy grande: Cristo se manifest&oacute; en su condici&oacute;n de hombre, triunf&oacute; en su condici&oacute;n de esp&iacute;ritu y fue visto por los &aacute;ngeles. Fue anunciado a las naciones, cre&iacute;do en el mundo y recibido en la gloria&quot; (La VP suprime el hecho de que el manifestado en carne fue el mismo Dios y que, por lo tanto, Cristo es Dios y adem&aacute;s coloca &quot;Cristo&quot; en lugar de &quot;Dios&quot; cuando no existe un solo manuscrito del Nuevo Testamento que contenga el texto as&iacute;). <br />
<br />
1 Juan 5:7 <br />
<br />
RVR. &quot;Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Esp&iacute;ritu Santo y estos tres son uno&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Tres son los testigos&quot; (La VP suprime toda la referencia trinitaria contenida en este vers&iacute;culo). <br />
<br />
Proverbios 8:22 <br />
<br />
RVR. &quot;Jehov&aacute; me pose&iacute;a en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras&quot; <br />
<br />
VP. &quot;El Se&ntilde;or me cre&oacute; al principio de su obra, antes de que &eacute;l comenzara a crearlo todo&quot; (La VP convierte a la Sabidur&iacute;a - que muchos int&eacute;rpretes identifican con la persona del Hijo - en un ser creado. Por si alguien pudiera dudar de que es as&iacute; en la nota a pie de p&aacute;gina la VP se&ntilde;ala que &quot;es manifiesta la influencia de estos versos. En el pr&oacute;logo del Evangelio de Juan&quot;). <br />
<br />
Miqueas 5:2 <br />
<br />
RVR. &quot;Pero t&uacute;, Bel&eacute;n Efrata, peque&ntilde;a para estar entre las familias de Jud&aacute;, de ti me saldr&aacute; el que ser&aacute; Se&ntilde;or en Israel y sus salidas son desde el principio, desde los d&iacute;as de la eternidad&quot; <br />
<br />
VP. &quot;En cuanto a ti, Bel&eacute;n Efrata, peque&ntilde;a entre los clanes de Jud&aacute;, de ti saldr&aacute; un gobernante de Israel que desciende de una antigua familia&quot; (La VP priva al Mes&iacute;as de su eternidad, - y, por tanto, del hecho de ser Dios - y simplemente hace referencia a que su linaje es antiguo). <br />
<br />
II. Textos acerca de la salvaci&oacute;n: <br />
<br />
Al igual que la divinidad de Cristo es una doctrina minimizada en la VP, la ense&ntilde;anza sobre la salvaci&oacute;n recibe un tratamiento especialmente desconsiderado. No s&oacute;lo se ha cambiado vez tras vez el verbo &quot;justificar&quot; por &quot;hacer justos&quot; (lo que implica una clara diferencia teol&oacute;gica), sino que adem&aacute;s se han omitido referencias al valor de la sangre de Cristo o a la misi&oacute;n salvadora de &Eacute;ste. <br />
<br />
Mateo 9:13 <br />
<br />
RVR. &quot;Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Vayan y aprendan el significado de estas palabras: 'Lo que quiero es que sean compasivos, y no que ofrezcan sacrificios'. Pues yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores&quot; (La VP suprime la referencia a que el llamado es al arrepentimiento). <br />
<br />
Mateo 18:11 <br />
<br />
RVR. &quot;Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se hab&iacute;a perdido&quot; <br />
<br />
La VP suprime totalmente el vers&iacute;culo 11. <br />
<br />
Juan 6:47 <br />
<br />
RVR. &quot;De cierto, de cierto os digo: El que cree en m&iacute;, tiene vida eterna&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Les aseguro que quien cree, tiene vida eterna&quot; (La VP suprime la referencia a que el creer debe ser en Jes&uacute;s). <br />
<br />
Colosenses 1:14 <br />
<br />
RVR. &quot;En quien tenemos redenci&oacute;n por su sangre, el perd&oacute;n de pecados&quot; <br />
<br />
VP. &quot;por quien tenemos la liberaci&oacute;n y el perd&oacute;n de los pecados&quot; (La VP suprime la referencia a la sangre de Cristo). <br />
<br />
I Pedro 4:1 <br />
<br />
RVR. &quot;Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros tambi&eacute;n armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, termin&oacute; con el pecado&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Por eso, as&iacute; como Cristo sufri&oacute; en su cuerpo, adopten tambi&eacute;n ustedes igual disposici&oacute;n...&quot; (La VP suprime la referencia al hecho de que si Cristo sufri&oacute; fue por nosotros). <br />
<br />
Zacar&iacute;as 9:9 <br />
<br />
RVR. &quot;Al&eacute;grate mucho, hija de Si&oacute;n; da voces de j&uacute;bilo, hija de Jerusal&eacute;n; he aqu&iacute; tu rey vendr&aacute; a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna&quot; <br />
<br />
VP. &quot;&iexcl;Al&eacute;grate mucho, ciudad de Si&oacute;n! &iexcl;Canta de alegr&iacute;a, ciudad de Jerusal&eacute;n! Tu rey viene a ti, justo y victorioso, pero humilde, montado en un burro, en un burrito, cr&iacute;a de una burra&quot; (La VP suprime la referencia a que el Mes&iacute;as es salvador). <br />
<br />
III. Textos acerca de profec&iacute;as cumplidas: <br />
<br />
Una de las bases de la veracidad de la fe cristiana reside en el hecho de que en Jes&uacute;s se cumplieron las profec&iacute;as - m&aacute;s de trescientas - que lo se&ntilde;alan como el mes&iacute;as prometido por Dios. Como tendremos ocasi&oacute;n de ver asimismo en el cap&iacute;tulo 3, la VP muestra un inter&eacute;s especial tanto por omitir los textos donde se indica que Jes&uacute;s cumpli&oacute; una profec&iacute;a mesi&aacute;nica como por ocultar aquellos pasajes del Antiguo Testamento que se cumplieron en Jes&uacute;s. <br />
<br />
Mateo 27:35 <br />
<br />
RVR. &quot;Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre s&iacute; sus vestidos, echando suertes, para que se cumpliese lo dicho por el profeta: Partieron entre s&iacute; mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Cuando ya lo hab&iacute;an crucificado, los soldados echaron suertes para repartirse entre si la ropa de Jes&uacute;s&quot; (La VP suprime la referencia al cumplimiento de la profec&iacute;a mesi&aacute;nica en Jes&uacute;s). <br />
<br />
Marcos 15:28 <br />
<br />
RVR. &quot;Y se cumpli&oacute; la Escritura que dice: Y fue contado con los inicuos.&quot; <br />
<br />
La VP suprime este vers&iacute;culo completamente y con &eacute;l la referencia al cumplimiento de una profec&iacute;a mesi&aacute;nica en Jes&uacute;s. <br />
<br />
IV. Textos acerca de la concepci&oacute;n virginal de Jes&uacute;s: <br />
<br />
Como se&ntilde;alamos en la introducci&oacute;n, esta doctrina b&iacute;blica fue subrayada a principios de siglo como uno de los fundamentos de la fe cristiana especialmente atacados por la teolog&iacute;a liberal. Ese ataque liberal resulta tambi&eacute;n obvio en la VP. <br />
<br />
Isa&iacute;as 7:14 <br />
<br />
RVR. &quot;Por tanto, el Se&ntilde;or mismo os dar&aacute; se&ntilde;al: He aqu&iacute; que la virgen concebir&aacute;, y dar&aacute; a luz a un hijo, y llamar&aacute; su nombre Emanuel&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Pues el Se&ntilde;or mismo les va a dar una se&ntilde;al: La joven est&aacute; encinta y va a tener un hijo, al que pondr&aacute; por nombre Emanuel&quot; (La VP Suprime la referencia a que la madre de Emanuel - el mes&iacute;as - ser&iacute;a una virgen). <br />
<br />
Lucas 1:34 <br />
<br />
RVR. &quot;Entonces Mar&iacute;a dijo al &aacute;ngel: &iquest;C&oacute;mo ser&aacute; esto? pues no conozco var&oacute;n&quot; <br />
<br />
VP &quot;Mar&iacute;a pregunt&oacute; al &aacute;ngel: - &iquest;C&oacute;mo podr&aacute; suceder esto, si no vivo con ning&uacute;n hombre?&quot; (La VP suprime la referencia al hecho de que Mar&iacute;a a&uacute;n era virgen). <br />
<br />
Lucas 2:33 <br />
<br />
RVR. &quot;Y Jos&eacute; y su madre estaban maravillados de todo lo que se dec&iacute;a de &eacute;l&quot; <br />
<br />
VP. &quot;El padre y la madre de Jes&uacute;s se quedaron admirados al o&iacute;r lo que Sime&oacute;n dec&iacute;a del ni&ntilde;o&quot; (La VP hace que Lucas convierta a Jos&eacute; en padre de Jes&uacute;s cuando s&oacute;lo Dios lo era. V&eacute;ase Lucas 2:49). <br />
<br />
V. Textos acerca de la vida cristiana: <br />
<br />
Si la teolog&iacute;a cristiana se ve claramente atacada por el texto de la VP, no sucede menos con las bases de la vida del disc&iacute;pulo de Cristo. En los siguientes ejemplos podemos ver como la VP no s&oacute;lo socava algo tan esencial en la vida cristiana como la oraci&oacute;n, sino que adem&aacute;s sienta las bases para una interpretaci&oacute;n de la sexualidad que sea completamente contraria a la ense&ntilde;anza de las Escrituras. <br />
<br />
Mateo 6:13 <br />
<br />
RVR. &quot;Y no nos metas en tentaci&oacute;n, mas l&iacute;branos del mal: porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Am&eacute;n&quot; <br />
<br />
VP. &quot;No nos expongas a la tentaci&oacute;n, sino l&iacute;branos del maligno&quot; (La VP suprime la referencia a que de Dios es el reino, el poder y la gloria por todos los siglos). <br />
<br />
Mateo 23:14 <br />
<br />
RVR. &quot;&iexcl;Ay de vosotros, escribas y fariseos, hip&oacute;critas! porque devor&aacute;is las casas de las viudas, y como pretexto hac&eacute;is largas oraciones; por esto recibir&eacute;is mayor condenaci&oacute;n&quot; <br />
<br />
VP. La VP suprime totalmente este vers&iacute;culo. <br />
<br />
Lucas 11:2-4 <br />
<br />
RVR. &quot;Y les dijo: Cuando or&eacute;is, decid: Padre nuestro que est&aacute;s en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. H&aacute;gase tu voluntad, como en el cielo, as&iacute; tambi&eacute;n en la tierra. El pan nuestro de cada d&iacute;a, d&aacute;noslo hoy y perd&oacute;nanos nuestros pecados, porque tambi&eacute;n nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentaci&oacute;n, mas l&iacute;branos del mal&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Jes&uacute;s les dijo: Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Danos cada d&iacute;a el pan que necesitamos. Perd&oacute;nanos nuestros pecados, porque tambi&eacute;n nosotros perdonamos a todos los que nos han hecho mal. No nos expongas a la tentaci&oacute;n&quot; (La VP suprime la referencia a que Dios es &quot;nuestro&quot; Padre y a que debe hacerse Su voluntad (v. 2), a que el pan es &quot;nuestro&quot; (v. 3), y al deseo de ser librados del mal (v. 4)). <br />
<br />
Mateo 17:21 <br />
<br />
RVR. &quot;Pero este g&eacute;nero no sale sino con oraci&oacute;n y ayuno&quot; <br />
<br />
La VP suprime todo el vers&iacute;culo 21. <br />
<br />
Marcos 7:16 <br />
<br />
RVR. &quot;Si alguno tiene o&iacute;dos para o&iacute;r, oiga&quot; <br />
<br />
La VP suprime todo el vers&iacute;culo 16. <br />
<br />
Marcos 10:24 <br />
<br />
RVR. &quot;Los disc&iacute;pulos se asombraron de sus palabras; pero Jes&uacute;s, respondiendo, volvi&oacute; a decirles: Hijos, &iexcl;cu&aacute;n dif&iacute;cil les es entrar en el reino de Dios, a los que conf&iacute;an en las riquezas!&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Estas palabras dejaron asombrados a los disc&iacute;pulos, pero Jes&uacute;s les volvi&oacute; a decir: - Hijos, &iexcl;qu&eacute; dif&iacute;cil es entrar en el reino de Dios!&quot; (La VP suprime la referencia a que esa dificultad es especial para &quot;los que conf&iacute;an en las riquezas&quot;). <br />
<br />
Marcos 11:26 <br />
<br />
RVR. &quot;Porque si vosotros no perdon&aacute;is, tampoco vuestro Padre que est&aacute; en los cielos os perdonar&aacute; vuestras ofensas&quot; <br />
<br />
La VP suprime completamente el v. 26. <br />
<br />
1 Corintios 6:18 <br />
<br />
RVR. &quot;Huid de la fornicaci&oacute;n. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, est&aacute; fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Huyan, pues, de la prostituci&oacute;n. Cualquier otro pecado que una persona comete, no afecta a su cuerpo; pero el que se entrega a la prostituci&oacute;n, peca contra su propio cuerpo&quot; (La VP sustituye en diversos textos - v&eacute;ase tambi&eacute;n 1 Corintios 6:9 - la &quot;fornicaci&oacute;n&quot; (porneia) por la &quot;prostituci&oacute;n.&quot; Esta alteraci&oacute;n del texto b&iacute;blico resulta grav&iacute;sima ya que desaparece el desagrado con que Dios contempla el pecado consistente en las relaciones sexuales entrepersonas no casadas y su rechazo queda limitado s&oacute;lo a la fornicaci&oacute;n en la que interviene un precio, es decir, la prostituci&oacute;n. En otras ocasiones (Colosenses 3:5; I Tesalonicenses 4:3; etc.), la fornicaci&oacute;n ha sido sustituida por &quot;inmoralidad&quot; o &quot;inmoralidad sexual&quot; de tal manera que, una vez m&aacute;s, su contenido de relaciones sexuales entre personas no casadas queda oscurecido y sustituido por una palabra tan ambigua como &quot;inmoralidad&quot; que no es adem&aacute;s definida). <br />
<br />
Como puede verse de lo expuesto sucintamente en las p&aacute;ginas anteriores, la VP altera sustancialmente el contenido de las Escrituras en el terreno doctrinal y en el &eacute;tico. En el cap&iacute;tulo siguiente, tendremos ocasi&oacute;n de contemplar como tambi&eacute;n ha dado cabida a alteraciones cuya raz&oacute;n es, presumiblemente, el deseo de agradar a algunos de sus clientes. <br />
<br />
LA VERSI&Oacute;N POPULAR (II): una Biblia a gusto del cliente <br />
<br />
&quot;Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en &eacute;l esperan. No a&ntilde;adas a sus palabras, para que no te reprenda, y seas hallado mentiroso&quot; (Proverbios 30:5-6) <br />
<br />
Para el comprador evang&eacute;lico de la VP hay dos circunstancias que, desde el primer momento, le resultan especialmente chocantes. La primera es la presentaci&oacute;n que de la misma se incluye antes del &Iacute;ndice General y que est&aacute; firmada por Raymundo Damasceno Assis, obispo auxiliar de Brasilia y secretario general del CELAM, es decir, el Consejo Episcopal Latinoamericano. La segunda es la inclusi&oacute;n de los libros ap&oacute;crifos o deuterocan&oacute;nicos en las paginas de esta versi&oacute;n. Este segundo aspecto es tratado por el pastor Domingo Fern&aacute;ndez en uno de los ap&eacute;ndices de este libro de manera que no vamos a referimos al mismo. En cuanto al primero no puede resultar m&aacute;s revelador. El texto de la presentaci&oacute;n del Secretario general del CELAM dice as&iacute;: &quot;El Consejo Episcopal Latinoamericano - CELAM, expresa su complacencia porque su programa de Di&aacute;logo con las Sociedades B&iacute;blicas Unidas - SBU, haya llegado hasta la publicaci&oacute;n de la BIBLIA DE ESTUDIO &quot;DIOS HABLA HOY,&quot; con inclusi&oacute;n de los libros deuterocan&oacute;nicos y de notas explicativas y pastorales, y preparadas con la colaboraci&oacute;n de biblistas cat&oacute;licos, con la intenci&oacute;n de servir a todos los cristianos. <br />
<br />
Dejamos al ponderado criterio de las Conferencias Episcopales de Am&eacute;rica Latina la divulgaci&oacute;n de esta Biblia de Estudios que podr&aacute; ayudar a las personas y a los grupos especialmente catequ&iacute;sticos que deseen profundizar en la Palabra de Dios para comprenderla mejor y vivirla, de modo particular cuando en el Continente de la Esperanza hemos iniciado el camino de una Nueva Evangelizaci&oacute;n.&quot; <br />
<br />
El texto no puede resultar m&aacute;s esclarecedor. La Conferencia de obispos cat&oacute;licos para Am&eacute;rica Latina expresa su complacencia en relaci&oacute;n con la VP por razones que a nadie se le ocultan: contiene los ap&oacute;crifos y adem&aacute;s una serie de especialistas cat&oacute;licos han intervenido en su confecci&oacute;n. No es de extra&ntilde;ar que la recomiende como un instrumento de la &quot;Nueva Evangelizaci&oacute;n&quot; que la iglesia cat&oacute;lica ha iniciado en el continente. No es de extra&ntilde;ar porque, como veremos en las p&aacute;ginas siguientes, la VP ha realizado importantes esfuerzos por adaptar el texto b&iacute;blico al dogma cat&oacute;lico incluso en aquellos aspectos en que &eacute;ste choca directamente con lo ense&ntilde;ado por las Escrituras. <br />
<br />
Textos traducidos en favor de las tesis cat&oacute;licas: <br />
<br />
a. Alteraciones en textos referidos a Mar&iacute;a: <br />
<br />
Un papel de especial importancia dentro de los textos adaptados al gusto cat&oacute;lico le corresponde -como era de esperar--a los relativos a la figura de Mar&iacute;a. Como es de todos sabido, la teolog&iacute;a cat&oacute;lica no s&oacute;lo afirma que fue virgen antes, durante y despu&eacute;s del Parto,1 sino que adem&aacute;s insiste en su papel de mediadora entre Dios y los hombres. Ambas creencias han encontrado su reflejo en la VP. <br />
<br />
Mateo 1:25 <br />
<br />
VP. &quot;Y sin haber tenido relaciones conyugales, ella dio a luz a su hijo, al que Jos&eacute; puso por nombre Jes&uacute;s&quot; (La VP suprime la referencia al hecho de que Mar&iacute;a s&oacute;lo se abstuvo de las relaciones sexuales hasta el nacimiento de Jes&uacute;s y que &eacute;ste fue su hijo primog&eacute;nito. Adem&aacute;s en nota a pie de pagina al texto de Mateo 12, 46 se indica - de acuerdo con la ense&ntilde;anza cat&oacute;lica - que los &quot;hermanos&quot; no son los hijos de los mismos padres, sino &quot;personas unidas por otros grados de parentesco.&quot; De esta manera, mantiene el dogma de la virginidad perpetua de Mar&iacute;a). <br />
<br />
__________________________________________________________________ <br />
<br />
1 Acerca de la fe cat&oacute;lica en Mar&iacute;a y su evoluci&oacute;n hist&oacute;rica, v&eacute;ase C. Vidal, El mito de Mar&iacute;a, Chino, 1994. <br />
<br />
I Timoteo 2:5 <br />
<br />
VP. &quot;Porque no hay m&aacute;s que un Dios, y un solo hombre que sea el mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jes&uacute;s&quot; (La VP sustituye el hecho de que hay un solo mediador - Cristo hombre - por el de que el &uacute;nico hombre mediador es Cristo. Esto abre la posibilidad a que tambi&eacute;n haya una mujer mediadora: Mar&iacute;a). <br />
<br />
b. Alteraciones en textos referidos al gobierno de la iglesia: <br />
<br />
I Timoteo 3:1-2 <br />
<br />
VP. &quot;Esto es muy cierto. Si alguien aspira al cargo de presidir la comunidad, a buen trabajo aspira. Por eso, el que tiene ese cargo ha de ser irreprensible. Debe ser esposo de una sola mujer y llevar una vida seria, juiciosa y respetable. Debe estar siempre dispuesto a hospedar gente en su casa; debe ser apto para ense&ntilde;ar&quot; (La VP al suprimir la palabra &quot;obispo&quot; oscurece el hecho de que lo normal entre los primeros cristianos es que el mismo fuera una persona casada). <br />
<br />
Tito 1:6-7a <br />
<br />
VP. &quot;Un anciano debe llevar una vida irreprochable. Debe ser esposo de una sola mujer, y sus hijos deben ser creyentes y no estar acusados de mala conducta o de ser rebeldes. Pues el que preside la comunidad est&aacute; encargado de las cosas de Dios...&quot; (La VP al suprimir la palabra &quot;obispo&quot; oscurece el hecho de que lo normal entre los primeros cristianos es que el mismo fuera una persona casada). <br />
<br />
Textos traducidos en favor de las tesis adventistas <br />
<br />
Sin embargo, no es la iglesia cat&oacute;lica la &uacute;nica confesi&oacute;n religiosa que ha sido objeto de concesiones en el texto de la VP. La segunda gran beneficiada ha sido la secta conocida como adventistas del s&eacute;ptimo d&iacute;a.2 La teolog&iacute;a adventista constituye la base primordial de las ense&ntilde;anzas de los Testigos de Jehov&aacute; que han tomado de ella la creencia en que Jes&uacute;s es el arc&aacute;ngel Miguel y la negaci&oacute;n de las doctrinas b&iacute;blicas de la inmortalidad del alma y del infierno. Adem&aacute;s los adventistas afirman, entre otras tesis antib&iacute;blicas, que Dios carg&oacute; sobre Satan&aacute;s el pecado de la humanidad, que la expiaci&oacute;n no fue consumada hasta 1844 cuando Cristo entr&oacute; en el santuario celestial, que las iglesias evang&eacute;licas son las hijas de la Gran Ramera del Apocalipsis, y que los escritos de su profetisa Ellen White son inspirados. En relaci&oacute;n con ellos - y tambi&eacute;n con la teolog&iacute;a liberal--la VP ha procurado especialmente desdibujar la ense&ntilde;anza b&iacute;blica acerca del infierno como lugar de castigo eterno y consciente de los condenados. <br />
<br />
Veamos algunos ejemplos: <br />
<br />
Marcos 9:44 y 46 <br />
<br />
RVR. &quot;Donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga... donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga&quot; <br />
<br />
La VP suprime totalmente los vers&iacute;culos 44 y 46. <br />
<br />
Filipenses 1:28 <br />
<br />
RVR. &quot;Y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdici&oacute;n mas para vosotros de salvaci&oacute;n y esto de Dios&quot; <br />
<br />
VP. &quot;sin dejarse asustar en nada por sus enemigos. Esto es una clara se&ntilde;al de que ellos van a la destrucci&oacute;n, y al mismo tiempo es se&ntilde;al de la salvaci&oacute;n de ustedes y esto procede de Dios&quot; (La VP al utilizar &quot;destrucci&oacute;n&quot; en vez del t&eacute;rmino correcto que aparece en griego da la sensaci&oacute;n de que abona la tesis adventista y jehovista del aniquilamiento de los condenados). <br />
<br />
___________________________________________________________________ <br />
<br />
2 Acerca de los adventistas, v&eacute;ase C. Vidal Manzanares, La otra cara del Para&iacute;so: la verdad sobre las grandes sectas, Miami, 1994. <br />
<br />
II Tesalonicenses 1:9 <br />
<br />
RVR. &quot;Los cuales sufrir&aacute;n pena de eterna perdici&oacute;n, excluidos de la presencia del Se&ntilde;or y de la gloria de su poder&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Estos ser&aacute;n castigados con destrucci&oacute;n eterna, y ser&aacute;n arrojados lejos de la presencia del Se&ntilde;or y de su gloria y poder,&quot; (La VP al utilizar &quot;destrucci&oacute;n&quot; en vez del t&eacute;rmino correcto que aparece en griego - &quot;perdici&oacute;n&quot; - da la sensaci&oacute;n de que abona la tesis adventista y jehovista del aniquilamiento de los condenados). <br />
<br />
II Timoteo 2:14 <br />
<br />
RVR. &quot;Recu&eacute;rdales esto, exhort&aacute;ndoles delante del Se&ntilde;or a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdici&oacute;n de los oyentes&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Recuerda a los otros y recomi&eacute;ndales delante de Dios que hay que evitar las discusiones. No sirven para nada. Lo que hacen es perjudicar a quienes las escuchan&quot; (La VP al utilizar &quot;perjudicar&quot; en vez del t&eacute;rmino correcto que aparece en griego -&quot;perdici&oacute;n&quot;- priva de su fuerza al texto y da la sensaci&oacute;n de que abona la tesis adventista y jehovista del aniquilamiento de los condenados). <br />
<br />
II Pedro 2:3 <br />
<br />
RVR. &quot;Y por avaricia har&aacute;n mercader&iacute;a de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenaci&oacute;n no se tarda, y su perdici&oacute;n no se duerme&quot; <br />
<br />
VP. &quot;En su ambici&oacute;n de dinero, los explotar&aacute;n a ustedes con falsas ense&ntilde;anzas; pero la condenaci&oacute;n los espera a ellos sin remedio, pues desde hace mucho tiempo est&aacute;n sentenciados.&quot; (La VP al utilizar &quot;sentenciados&quot; en vez del t&eacute;rmino correcto que aparece en griego - &quot;perdici&oacute;n&quot; - suaviza el pasaje). <br />
<br />
II Pedro 2:12 <br />
<br />
RVR. &quot;Pero &eacute;stos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucci&oacute;n, perecer&aacute;n en su propia perdici&oacute;n&quot; <br />
<br />
VP. &quot;Esos hombres son como los animales: no tienen entendimiento, viven solo por instinto y nacen para que los atrapen y los maten. Hablan mal de cosas que no entienden; pero morir&aacute;n de la misma manera que los animales&quot; (La VP al utilizar &quot;morir&aacute;n de la misma manera que animales&quot; en vez de los t&eacute;rminos correctos que aparecen en griego -&quot;perecer&aacute;n en su propia perdici&oacute;n&quot; - abonan claramente la tesis adventista y jehovista del aniquilamiento de los condenados). <br />
<br />
Apocalipsis 17:8a <br />
<br />
RVR. &quot;La bestia que has visto, era, y no es; y est&aacute; para subir del abismo e ir a perdici&oacute;n...&quot; <br />
<br />
VP. &quot;El monstruo que has visto es uno que antes viv&iacute;a, pero ya no existe, sin embargo, va a subir del abismo antes de ir a su destrucci&oacute;n total...&quot; (La VP al utilizar &quot;destrucci&oacute;n&quot; en vez del t&eacute;rmino correcto que aparece en griego - &quot;perdici&oacute;n&quot; - da la sensaci&oacute;n de que abona la tesis adventista y jehovista del aniquilamiento de los condenados). <br />
<br />
Sirvan estos ejemplos como muestra no s&oacute;lo de hasta qu&eacute; punto la VP no tiene inconveniente en mutilar el texto b&iacute;blico como vimos en el cap&iacute;tulo 1--sino tambi&eacute;n de adaptarlo a los derroteros teol&oacute;gicos de algunos de sus clientes m&aacute;s importantes como son la iglesia cat&oacute;lica y los adventistas. Por desgracia, no son s&oacute;lo esas circunstancias las que convierten la VP en una lamentable edici&oacute;n de la Biblia. A ellas se a&ntilde;ade el car&aacute;cter abiertamente liberal de sus notas. A esta cuesti&oacute;n dedicaremos el capitulo siguiente. <br />
<br />
LA VERSI&Oacute;N POPULAR (III): Una Biblia con teolog&iacute;a antib&iacute;blica <br />
<br />
&quot;No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Santif&iacute;calos en tu verdad; tu palabra es verdad&quot; (Juan 17:16-17) <br />
<br />
Posiblemente una de las batallas m&aacute;s encarnizadas que han debido librar los te&oacute;logos y pastores cristianos durante los dos &uacute;ltimos a&ntilde;os haya sido la entablada contra el liberalismo teol&oacute;gico. Nacido, junto con el liberalismo pol&iacute;tico y econ&oacute;mico, a finales del s. XVIII su finalidad era someter a critica el texto de la Biblia y desproveerlo de todo lo que se considerara falto de verosimilitud o de autenticidad. Como era f&aacute;cil de suponer, el intento de juzgar la Palabra de Dios en lugar de permitir que fuera &eacute;sta la que juzgara la vida de las personas tuvo penosas consecuencias. No s&oacute;lo se comenzaron a negar aquellas doctrinas b&iacute;blicas que se consideraron carentes de base real (divinidad de Cristo, sacrificio expiatorio de &eacute;ste, etc.) sino que adem&aacute;s se insisti&oacute; en que las Escrituras no eran inerrantes conteniendo errores y mitos. Como forma de fundamentar semejantes afirmaciones se recurri&oacute; al argumento de que ni siquiera pod&iacute;a creerse en que los autores de los libros de la Biblia eran los se&ntilde;alados por el texto sagrado. <br />
<br />
Las consecuencias del liberalismo teol&oacute;gico no se hicieron esperar. En las iglesias evang&eacute;licas, donde penetr&oacute;, signific&oacute; el inicio de una agon&iacute;a que concluy&oacute;, por regla general, con la muerte espiritual de buena parte de la denominaci&oacute;n. Por lo que se refiere a la iglesia cat&oacute;lica, tras un breve forcejeo inicial, el liberalismo teol&oacute;gico fue incorporado en su seno. Si para el protestantismo la negaci&oacute;n de la Biblia significaba un golpe mortal, para la iglesia cat&oacute;lica pod&iacute;a resultar incluso beneficiosa. De hecho, al no resultar fiables los datos proporcionados por la Escritura a&uacute;n resultaba m&aacute;s necesaria una gu&iacute;a teol&oacute;gica extrab&iacute;blica como era la autoridad del papa. En ese sentido, no debe extra&ntilde;ar que, desde hace d&eacute;cadas, la teolog&iacute;a liberal -referida a la Escritura- sea ense&ntilde;ada en los seminarios cat&oacute;licos y forme parte sustancial de las notas y comentarios en sus ediciones de la Biblia. <br />
<br />
La huella del liberalismo teol&oacute;gico -contra el que se alz&oacute; a inicios del S. XX el ahora tan injustamente denostado movimiento fundamentalista- se deja sentir vez tras vez en las notas e introducciones de la VP y de esa manera contribuye a socavar peligrosamente la fe en las Escrituras como Palabra de Dios, y a preparar el camino para la aceptaci&oacute;n futura de una autoridad espiritual no sustentada en la Biblia. <br />
<br />
Seg&uacute;n la VP el Pentateuco no fue escrito por Mois&eacute;s <br />
<br />
Las Escrituras son muy claras a la hora de afirmar que los cinco primeros libros de la Biblia -el denominado Pentateuco- fueron obra de Mois&eacute;s. En el mismo Pentateuco se indica que Mois&eacute;s lo escribi&oacute; (Ex 17:14; 24:4; 34:27; N&uacute;m 33:1-2; Deut 31:9 y 22) y este testimonio es repetido en otras partes del Antiguo Testamento (Josu&eacute; 1:7-8; Jue 3:4; 1 Reyes 2:3; 2 Reyes 14:6; 21:8; 2 Cr&oacute;nicas 25:4; Esdras 6:16). Por si fuera poco, el testimonio de Jes&uacute;s (Mateo 8:4; Marcos 7:10; 10:5; Lucas 20:37; Juan 5:47; 7:19, etc.) y de los ap&oacute;stoles (Hechos 3:22; 15:5-21, etc.) es un&aacute;nime al respecto: el autor del Pentateuco fue el que se&ntilde;ala la Biblia, es decir, Mois&eacute;s. Pese a tan evidente afirmaci&oacute;n, la VP se permite negarlo y se&ntilde;alar que el Pentateuco no fue concluido en el S. XV A.C. (el siglo de Mois&eacute;s) sino un milenio despu&eacute;s. <br />
<br />
&quot;Basados en estos y otros indicios, los estudiosos modernos de la Biblia, en su gran mayor&iacute;a consideran que el Pentateuco no fue escrito de una sola vez, sino que su redacci&oacute;n final se sit&uacute;a al t&eacute;rmino de una larga historia. Al comienzo de esa historia se destaca la figura de Mois&eacute;s, el libertador y legislador de Israel, que marc&oacute; con sello indeleble el esp&iacute;ritu y la trayectoria hist&oacute;rica de su pueblo. Al final del proceso se encuentra el Pentateuco en su forma actual. Su redacci&oacute;n definitiva puede situarse, con bastante certeza, en tiempos de Esdras (siglo V A. C.). Entre estos dos l&iacute;mites est&aacute; el trabajo de los autores inspirados que recogieron, ordenaron y pusieron por escrito las narraciones y las colecciones de leyes, muchas de las cuales se hab&iacute;an transmitido oralmente a trav&eacute;s de los siglos. Por tanto, reconocer la paternidad mosaica del Pentateuco no equivale a afirmar que Mois&eacute;s fue el autor material de cada uno de los textos, sino que el legado espiritual de Mois&eacute;s fue acogido por el pueblo de Israel como una herencia viva. Esta herencia fue transmitida fielmente pero tambi&eacute;n se fue ampliando y enriqueciendo a trav&eacute;s de los siglos&quot; (p. 20 de la VP 1995). <br />
<br />
Seg&uacute;n la VP los libros escritos no fueron escritos por los profetas. <br />
<br />
Al igual que Mois&eacute;s, los profetas han constituido uno de los blancos preferidos de la teolog&iacute;a liberal. No s&oacute;lo se ha insistido vez tras vez en el hecho de que ellos no fueron los autores de los libros de la Biblia que llevan su nombre sino que adem&aacute;s se ha cuestionado -como ya tuvimos ocasi&oacute;n de ver- que las profec&iacute;as mesi&aacute;nicas se cumplieran en Jes&uacute;s o siquiera fueran mesi&aacute;nicas. Como tendremos ocasi&oacute;n de ver en las siguientes p&aacute;ginas, la VP tambi&eacute;n suscribe esos puntos de vista, y no s&oacute;lo niega la autor&iacute;a de algunos de los libros prof&eacute;ticos, en todo o en parte, sino que adem&aacute;s anota las profec&iacute;as mesi&aacute;nicas de tal manera que pierdan su condici&oacute;n de tales. <br />
<br />
a) Isa&iacute;as no escribi&oacute; todo el libro de Isa&iacute;as: <br />
<br />
La teolog&iacute;a liberal ha insistido en que el libro de Isa&iacute;as s&oacute;lo fue escrito por este profeta parcialmente. Seg&uacute;n la misma, mientras que los primeros cap&iacute;tulos, en todo o en parte, pod&iacute;an atribuirse a &eacute;l, a partir del cap&iacute;tulo 40 nos encontrar&iacute;amos con la obra de distintos autores del S. VI A. de C., es decir, posteriores al menos en dos siglos a Isa&iacute;as. El Nuevo Testamento niega rotundamente esta posibilidad y as&iacute; atribuye a Isa&iacute;as textos cuya autor&iacute;a niega la teolog&iacute;a liberal (Mateo 3:3 cita de Isa&iacute;as 40:3: Lucas 4 de Isa&iacute;as 61:1 ss; Mateo 8:17 de Isa&iacute;as 53:4; Mateo 12:17 de Isa&iacute;as 42:14). Una vez m&aacute;s se impone la disyuntiva de elegir entre el testimonio de la Biblia y el de la teolog&iacute;a liberal, una vez m&aacute;s la VP se ha decantado en favor de la &uacute;ltima. <br />
<br />
&quot;La segunda secci&oacute;n del libro de Isa&iacute;as (caps. 40-55) se abre con un mensaje de consolaci&oacute;n a los israelitas deportados a Babilonia (40:1). Ya no se escuchan palabras de juicio y de condenaci&oacute;n, sino que el profeta anuncia a los exiliados, en nombre del Se&ntilde;or, que muy pronto ser&iacute;an devueltos a la patria de la que hab&iacute;an sido desterrados&quot; (p. 857). <br />
<br />
&quot;La tercera y &uacute;ltima parte (caps. 56-66) contiene mensajes prof&eacute;ticos referidos a temas diversos: advertencias sobre el verdadero ayuno (58:1-12) y la observancia del s&aacute;bado (58:13-14), cr&iacute;ticas a los malos gobernantes (56:9-12), denuncias del falso culto y de perversiones morales y religiosas (57:4-5, 9; 65:4; 66:3). Esto hace pensar que los destinatarios de estos mensajes prof&eacute;ticos ya no eran, como en la segunda parte, los deportados a Babilonia, sino los que hab&iacute;an regresado a su patria y luchaban por reconstruir la naci&oacute;n en medio de dificultades internas y de amenazas externas&quot; (p. 858). <br />
<br />
b) Daniel no fue escrito por Daniel: <br />
<br />
Dentro de los textos cuya autor&iacute;a ha sido negada de manera especial por los autores liberales se encuentra el libro de Daniel. El propio Jes&uacute;s lo atribuye a Daniel, un profeta del S. VI A.C. (Mateo 24:15) Por el contrar&iacute;o, la teolog&iacute;a liberal insiste en que no fue escrito sino en el S. II A.C., por un autor desconocido. Por lo tanto, sus profec&iacute;as no son tales porque la obra fue redactada con posterioridad. Puesta a escoger entre la ense&ntilde;anza de Jes&uacute;s y la teolog&iacute;a liberal, la VP ha vuelto a optar por la segunda. <br />
<br />
&quot;En lo que respecta a la fecha de composici&oacute;n del libro, las opiniones est&aacute;n divididas. Algunos piensan que fue redactado durante el exilio en Babilonia, y otros en la &eacute;poca de los macabeos (v&eacute;ase la Tabla cronol&oacute;gica). En favor de esta segunda fecha est&aacute;n las referencias bastante evidentes a la profanaci&oacute;n del templo de Jerusal&eacute;n por parte de este monarca helenista, y a la consiguiente persecuci&oacute;n de los israelitas (9:27; 11:30-35). Pero estas claras alusiones contrastan de manera notable con la vaga referencia a su muerte (11:45), acurrido en el 164 A.C. Esto hace pensar que la redacci&oacute;n definitiva del libro se llev&oacute; a cabo poco antes de la muerte de Antioco IV, es decir, hacia el a&ntilde;o 165 A.C.&quot; (p. 1098). <br />
<br />
c) Zacar&iacute;as no escribi&oacute; todo el libro de Zacar&iacute;as: <br />
<br />
Al igual que sucede con Isa&iacute;as o Daniel, la autor&iacute;a de Zacar&iacute;as ha sido tambi&eacute;n negada por la teolog&iacute;a liberal que atribuye la segunda parte del libro a un autor desconocido y del S. IV A.C... Una vez m&aacute;s, la VP ha seguido las directrices del liberalismo teol&oacute;gico. <br />
<br />
&quot;Por eso muchos int&eacute;rpretes consideran que la segunda parte del libro fue redactada en fecha posterior, quiz&aacute; despu&eacute;s del paso triunfal de Alejandro Magno por las regiones costeras de Siria, Fenicia, Palestina y Filistea, es decir, despu&eacute;s del a&ntilde;o 330 A. C.&quot; (p. 1205). <br />
<br />
Seg&uacute;n la VP las profec&iacute;as mesi&aacute;nicas no fueron tales como hemos podido ver en las p&aacute;ginas anteriores, el respeto que los autores de las notas de la VP evidencian en relaci&oacute;n con los datos que contiene la Biblia acerca de los autores de sus libros es pr&aacute;cticamente nulo. No s&oacute;lo eso. Incluso se permiten preferir las tesis de la teolog&iacute;a liberal a la clara ense&ntilde;anza de Jes&uacute;s, el Hijo de Dios. Partiendo de esa base no deber&iacute;a sorprendernos que las profec&iacute;as mesi&aacute;nicas cumplidas en &Eacute;l queden oscurecidas de tal manera - entre otras razones porque se atribuyen a otro personaje - que nadie que no conozca previamente las Escrituras pueda percatarse de su realizaci&oacute;n. Veamos algunos ejemplos de esta conducta. <br />
<br />
a. Isa&iacute;as 7:14 no fue una profec&iacute;a mesi&aacute;nica: <br />
<br />
&quot;La identificaci&oacute;n de este ni&ntilde;o ha sido objeto de muchas discusiones, pero la gran mayor&iacute;a de los int&eacute;rpretes modernos considera que la se&ntilde;al dada por el profeta (v&eacute;ase Is 7:11 nota m) debi&oacute; ser un acontecimiento cercano... Por tanto, la madre del ni&ntilde;o debi&oacute; ser una mujer conocida de Ahaz, muy probablemente su propia esposa&quot; (p. 868). <br />
<br />
Pese al testimonio evidente del evangelista Mateo (Mateo 1:22-23) la VP sostiene que no se trata de una profec&iacute;a mesi&aacute;nica y que la &quot;mujer&quot; (no la virgen) no fue Mar&iacute;a sino quiz&aacute; la esposa de Ahaz. <br />
<br />
b. El Salmo 22 no es una profec&iacute;a mesi&aacute;nica. <br />
<br />
La VP no s&oacute;lo ha mutilado el pasaje de Mateo 27:35 donde se ve que Jes&uacute;s cumpli&oacute; este salmo, sino que adem&aacute;s omite cualquier referencia a su car&aacute;cter mesi&aacute;nico. <br />
<br />
c. El Salmo 45 originalmente no fue un texto mesi&aacute;nico: <br />
<br />
&quot;Salmo real, pero diferente de los dem&aacute;s porque no es una plegaria dirigida al Se&ntilde;or, sino un poema en honor del rey. Fue compuesto para las bodas de un monarca israelita con una princesa de la ciudad fenicia de Tiro (cf. v. 12 (13) y R 16:31), pero el bello elogio del rey hizo que pronto todo el poema se aplicara al Mes&iacute;as&quot; (p. 702). Pese al testimonio claro de Hebreos 1:8 donde se puede ver que el texto es mesi&aacute;nico, la VP lo identifica con un poema en honor de un rey. Lo necio de semejante afirmaci&oacute;n queda de manifiesto cuando uno comprueba que la persona a la que se dirige el Salmo es llamada &quot;Dios&quot; (v. 6-7). algo intolerable en el caso de un rey, pero comprensible en el del Mes&iacute;as cuya deidad es afirmada en otros pasajes de Antiguo Testamento (Isa&iacute;as 9:6). <br />
<br />
d. Zacar&iacute;as 12:10 no es una profec&iacute;a mesi&aacute;nica: <br />
<br />
&quot;Al que traspasaron: alusi&oacute;n a alg&uacute;n rey o profeta asesinado por el pueblo, aunque no hay informaci&oacute;n suficiente para identificarlo con precisi&oacute;n&quot; (p. 1216). Desechando el testimonio del propio evangelista Juan (Juan 19:37) que identifica al Jehov&aacute; traspasado con Jes&uacute;s, la VP se&ntilde;ala que no puede afirmarse con precisi&oacute;n a quien se refiere el texto de Zacar&iacute;as. <br />
<br />
e. Isa&iacute;as 61:1 no es una profec&iacute;a mesi&aacute;nica: <br />
<br />
&quot;61:1-62.12 El profeta se presenta aqu&iacute; como el portavoz de Dios, enviado para anunciar a los pobres un mensaje de liberaci&oacute;n&quot; (p. 937). Contra la afirmaci&oacute;n del propio Jesucristo (Lucas 4:18-21), la VP se permite afirmar que el texto no es una profec&iacute;a mesi&aacute;nica y que hace referencia s&oacute;lo al profeta. <br />
<br />
f. Daniel 9:26 no es una profec&iacute;a mesi&aacute;nica: <br />
<br />
&quot;9:26. Este jefe consagrado (lit. ungido) parece ser el sumo sacerdote jud&iacute;o On&iacute;as III, asesinado en el a&ntilde;o 170 A. C. Cf. 2 Mac 4:30-38.&quot; Siguiendo la teolog&iacute;a liberal, el anotador (o anotadores) de la VP se niegan a ver en este pasaje una referencia a la muerte del mes&iacute;as y lo aplican a un personaje tan secundario como On&iacute;as III. <br />
<br />
Seg&uacute;n la VP las ep&iacute;stolas no fueron escritas por los ap&oacute;stoles <br />
<br />
La teolog&iacute;a liberal no s&oacute;lo cuestion&oacute; los datos que la Biblia proporciona acerca del Antiguo Testamento sino que adem&aacute;s atribuy&oacute;, de manera casi inmediata, el car&aacute;cter de falsificaciones a los escritos del Nuevo Testamento. Pocos de &eacute;stos, seg&uacute;n el liberalismo teol&oacute;gico, hab&iacute;an sido redactados por sus autores ya que, en realidad, se deb&iacute;an a la mano de otros personajes an&oacute;nimos que se hab&iacute;an ocultado bajo los mismos. La VP - &iquest;puede sorprender a alguien a estas alturas? - acepta como v&aacute;lidos esos puntos de vista. <br />
<br />
a) Algunas cartas del Nuevo Testamento no fueron escritas por sus autores: <br />
<br />
&quot;Pero tambi&eacute;n hay que tener en cuenta una pr&aacute;ctica com&uacute;n en esa &eacute;poca: la conocida con el nombre de seudonimia o seudoepigraf&iacute;a. A veces un autor (para nosotros desconocido) escrib&iacute;a usando el nombre de un personaje de reconocida autoridad, bien fuera para recoger por escrito las ideas expresadas por ese otro personaje o para interpretarlas, d&aacute;ndoles &eacute;l realmente la forma literaria siendo &eacute;l el verdadero responsable del contenido. Esto sol&iacute;a hacerse incluso despu&eacute;s de la muerte del supuesto autor. Diversos ex&eacute;getas actuales piensan que este es el caso de algunas de las cartas del NT, como se indicar&aacute; oportunamente. Este hecho no disminuye la autoridad ni el valor religioso de estos escritos&quot; (p. 1698). <br />
<br />
b) Efesios no fue escrita por Pablo: <br />
<br />
&quot;Algunos, en cambio, piensan que aqu&iacute; tenemos el caso de un autor an&oacute;nimo que utiliza un procedimiento literario conocido en esa &eacute;poca: escribe en nombre de Pablo, basando su propia exposici&oacute;n en la doctrina ense&ntilde;ada por el ap&oacute;stol&quot; (p. 1770). Pese al testimonio obvio de Efesios 1:1 y a la evidencia interna de la carta, la VP reproduce las tesis de la teolog&iacute;a liberal. <br />
<br />
c) Colosenses no fue escrita por Pablo: <br />
<br />
Otros consideran que la carta pudo haber sido escrita por un disc&iacute;pulo de Pablo, incluso despu&eacute;s de la muerte de &eacute;ste&quot; (p. 1787). Pese al testimonio claro de Colosenses 1:1 y a la irrefutable evidencia interna, la VP no tiene reparos en reproducir la tesis liberal sobre la autor&iacute;a de Colosenses. <br />
<br />
d) 2 Tesalonicenses no fue escrita por Pablo: <br />
<br />
&quot;La falta de referencia a la primera carta, y otras caracter&iacute;sticas literarias y de contenido han llevado a algunos a opinar que esta carta, a pesar del paralelismo con 1 Ts, pudo haber sido escrita por alg&uacute;n disc&iacute;pulo de Pablo, despu&eacute;s de la muerte de &eacute;ste&quot; (p. 1801). A pesar del testimonio obvio de 2 Tesalonicenses 1:1 y el resto de la evidencia interna, la VP no duda en reproducir la tesis liberal sobre la autor&iacute;a de 2 Tesalonicenses. <br />
<br />
e) Las cartas pastorales no fueron escritas por Pablo: <br />
<br />
&quot;Sin embargo, muchos otros piensan que las cartas pastorales corresponden a una situaci&oacute;n posterior al tiempo en que Pablo vivi&oacute;, y que fueron escritas por un disc&iacute;pulo de Pablo, seg&uacute;n procedimiento literario usado en esa &eacute;poca (v&eacute;ase Introducci&oacute;n las cartas). En este supuesto, las cartas pastorales pueden haber sido escritas a fines del siglo 1&quot; (p. 1805). A pesar de pasajes tan obvios como I Timoteo 1:1-2; 2 Timoteo 2:1-2; 4:1-22; Tito 1:1, etc.) y de la abundant&iacute;sima evidencia interna, la VP no vacila en reproducir las tesis liberales sobre la autor&iacute;a de las &uacute;ltimas cartas de Pablo. <br />
<br />
f) La II de Pedro no fue escrita por Pedro: <br />
<br />
&quot;.. muchos piensan que este escrito es el m&aacute;s tard&iacute;o del Nuevo Testamento, compuesto quiz&aacute;s a principios del siglo II. Su autor pudo haber sido alg&uacute;n maestro cristiano que apel&oacute; a la autoridad de Pedro, para dar mayor autoridad a su ense&ntilde;anza. Este procedimiento literario era com&uacute;n en esa &eacute;poca&quot; (p. 1857). A pesar del testimonio de 2 Pedro 1:1; 1:16-8, etc., y de la evidencia interna, la VP no duda en incluir la tesis liberal sobre la autor&iacute;a de la 2nda carta de Pedro. <br />
<br />
En la VP se corre un velo sobre las actividades del Diablo. Caracter&iacute;stica casi enfermiza - pero, sin duda, nada extra&ntilde;a - de la teolog&iacute;a liberal ha sido la de intentar hacer desaparecer al Diablo de la reflexi&oacute;n teol&oacute;gica. El mismo ha sido descrito en repetidas ocasiones por los autores liberales como un ser mitol&oacute;gico sin existencia real (y, por lo tanto, del que no hay que guardarse), mencionado en la Biblia muy tard&iacute;amente y que no necesariamente se encuentra en malas relaciones con Dios siquiera en algunos pasajes. La VP recoge en sus comentarios estos aspectos de la teolog&iacute;a liberal. <br />
<br />
a. Satan&aacute;s no se hab&iacute;a rebelado contra Dios, sino que esa caracter&iacute;stica ser&aacute; a&ntilde;adida por el Nuevo Testamento: <br />
<br />
&quot;Angel acusador: lit. el sat&aacute;n (cf. Job 1:7-12; 2:1-7). Esta figura no tiene a&uacute;n todas las caracter&iacute;sticas asignadas a Satan&aacute;s en el NT (v&eacute;ase &Iacute;ndice tem&aacute;tico). Aqu&iacute; no se trata de un ser demon&iacute;aco, rebelde contra Dios, sino de un ser celestial, que integra la corte del Se&ntilde;or y dialoga familiarmente con &eacute;l, pero que trata de perjudicar a los seres humanos&quot; Como puede verse se indica que Satan&aacute;s es una creaci&oacute;n humana que ha experimentado una evoluci&oacute;n. <br />
<br />
Seg&uacute;n la teolog&iacute;a liberal de la VP, la imagen negativa de &eacute;l es clara en el Nuevo Testamento pero no en el Antiguo. <br />
<br />
b) La ca&iacute;da de Satan&aacute;s es suprimida y se afirma que es una referencia mitol&oacute;gica utilizada por Isa&iacute;as: <br />
<br />
&quot;Aqu&iacute; se compara al rey de Babilonia con el lucero del amanecer, astro que los cananeos ten&iacute;an por un dios que hab&iacute;a querido ponerse a la cabeza de los dem&aacute;s dioses (v. 13). Ese dios, seg&uacute;n cre&iacute;an los cananeos habitaba en un monte ubicado en un lejano punto en el norte. Con esta imagen, el autor ridiculiza el orgullo y la arrogancia del rey de Babilonia, insinuando que tambi&eacute;n &eacute;l ser&aacute; derribado como aquel dios pagano. Cf. el pasaje sobre la ca&iacute;da del rey de Tiro en Ez 28:11-19&quot; <br />
<br />
c) Se suprime una vez m&aacute;s la referencia a la ca&iacute;da de Satan&aacute;s. Ezequiel 28:11-19 - pese a ser mencionado en la nota a Isa&iacute;as 14:12-15 - carece de comentario. <br />
<br />
d) La referencia a Satan&aacute;s se interpreta como un deseo de no culpar a Dios del mal. I Cr&oacute;nicas 21:1. <br />
<br />
&quot;Mientras que aqu&iacute; se habla del &aacute;ngel acusador (lit. sat&aacute;n), el texto paralelo de 2 Sam. 24:1 dice: el Se&ntilde;or volvi&oacute; a encenderse en ira contra los israelitas. Este cambio trata de evitar que el mal sea atribuido directamente a Dios.&quot; En otras palabras, &iexcl;Dios es el que hace el mal pero el autor del texto b&iacute;blico intenta evitar que nos demos cuenta de ello y culpa a Satan&aacute;s! <br />
<br />
Seg&uacute;n la VP el Esp&iacute;ritu Santo carece de personalidad en el Antiguo Testamento <br />
<br />
Finalmente, y dentro del amplio cuadro de aberraciones doctrinales a las que da cabida la VP, hay que se&ntilde;alar alguna de las referentes al Esp&iacute;ritu Santo. Para empezar, el mismo no s&oacute;lo es escrito con min&uacute;scula en el Antiguo Testamento. Los defensores de esta versi&oacute;n se&ntilde;alan que ese uso est&aacute; justificado dada la ausencia de diferencias entre may&uacute;sculas y min&uacute;sculas en el hebreo, pero semejante argumento no deja de carecer de la m&aacute;s m&iacute;nima base. De seguirse de manera consecuente obligar&iacute;a a escribir 'david&quot; y no &quot;David,&quot; &quot;salom&oacute;n&quot; y no &quot;Salom&oacute;n&quot; y &quot;jehov&aacute;&quot; y no &quot;Jehov&aacute;.&quot; La raz&oacute;n fundamental por la que el Esp&iacute;ritu se convierte en el &quot;esp&iacute;ritu&quot; en buen n&uacute;mero de pasajes de la VP es que los que han intervenido en la elaboraci&oacute;n de tan lamentable texto tienen la intenci&oacute;n de negar que el Esp&iacute;ritu Santo es una persona divina y la de afirmar -como los testigos de Jehov&aacute;- que se trata de una fuerza carente de personalidad como el viento. Que es as&iacute; queda de manifiesto en algunas notas como la correspondiente a G&eacute;nesis 1, 2. <br />
<br />
Tras escribir en el texto &quot;el esp&iacute;ritu de Dios&quot; se afirma: &quot;La palabra hebrea traducida por esp&iacute;ritu puede significar tambi&eacute;n viento, soplo o aliento. Adem&aacute;s, la expresi&oacute;n de Dios se utiliza a veces en el AT como complemento para expresar el superlativo (cf. Gn 10:9, donde gran cazador es lit. cazador de Dios). Por eso, algunos int&eacute;rpretes consideran que la parte final de &eacute;ste v. significa un fuerte viento iba y ven&iacute;a sobre las aguas.&quot; <br />
<br />
Las caracter&iacute;sticas de la presente obra no nos permiten extendernos m&aacute;s en este y otros aspectos de la VP que hemos abordado en los cap&iacute;tulos anteriores. No obstante, los ejemplos mostrados constituyen una evidencia m&aacute;s que suficiente para se&ntilde;alar que la mencionada versi&oacute;n es un ejemplo lamentable de como jam&aacute;s tratar&iacute;an el texto de las Escrituras personas que lo amaran verdaderamente y que consideraran que todo lo contenido en el mismo es verdad. <br />
<br />
En primer lugar, la VP mutila toda una serie de pasajes donde se afirman verdades esenciales al cristianismo como la divinidad de Cristo, la doctrina del sacrificio expiatorio de Cristo o el cumplimiento de profec&iacute;as mesi&aacute;nicas. <br />
<br />
En segundo lugar, tergiversa el contenido de pasajes relativos a la vida cristiana en temas tan importantes como la oraci&oacute;n o la sexualidad. <br />
<br />
En tercer lugar, se muestra servilmente condescendiente con la teolog&iacute;a cat&oacute;lica y adventista. <br />
<br />
En cuarto lugar, da una visi&oacute;n liberal de la teolog&iacute;a que se traduce, entre otras cosas en oscurecer las profec&iacute;as cumplidas en Jes&uacute;s como mes&iacute;as, en privar de personalidad al Esp&iacute;ritu Santo, en oscurecer el siniestro papel del Diablo asimil&aacute;ndolo a una creaci&oacute;n mitol&oacute;gica y en afirmar que buen numero de las afirmaciones de la Escritura - afirmaciones refrendadas por el testimonio directo de Cristo y de su ap&oacute;stoles- son mentira. <br />
<br />
En todos estos sentidos, la VP no s&oacute;lo contiene afirmaciones claramente blasfemas (&iquest;se puede considerar de otra manera el preferir las tesis liberales sobre la autor&iacute;a de los libros de la Biblia a las ense&ntilde;anzas de Jes&uacute;s?) sino que intenta desvirtuar el puro mensaje de la Escritura, sustituy&eacute;ndolo por opiniones de hombres, opiniones que adem&aacute;s son claramente contrar&iacute;as a la ense&ntilde;anza b&iacute;blica. Los siguientes cap&iacute;tulos estar&aacute;n dedicados a mostrar cu&aacute;les son las ra&iacute;ces de las que procede un fruto tan amargo. <br />
<br />
__________________________________________________________________ <br />
<br />
1 Lo mismo ocurre en la Versi&oacute;n Reina-Valera del 1995. <br />
<br />
LAS RA&Iacute;CES DE LA TERGIVERSAC1&Oacute;N: &quot;El abandono del Texto Mayoritario&quot; <br />
<br />
&quot;Las palabras de Jehov&aacute; son palabras limpias, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces&quot; (Salmo 12:6) <br />
<br />
En los cap&iacute;tulos anteriores hemos se&ntilde;alado -aunque sea de manera muy breve y sucinta- la manera en que una versi&oacute;n de la Biblia como la Versi&oacute;n Popular &quot;Dios habla hoy&quot; altera el texto b&iacute;blico suprimiendo pasajes, cambiando el sentido de los mismos, a&ntilde;adiendo libros que no est&aacute;n en la Biblia, y alterando la interpretaci&oacute;n de los textos sagrados contenida en las propias Escrituras, para sustituirla por otra de car&aacute;cter teol&oacute;gicamente liberal. Las razones para realizar acciones de tanta gravedad pueden resumirse en tres que ser&aacute;n analizadas en este cap&iacute;tulo y en los dos siguientes. <br />
<br />
La primera de ellas es el abandono del Texto Mayoritario tambi&eacute;n conocido como Texto recibido o Textus Receptus- del Nuevo Testame